Si has escuchado de AvdeYah en años anteriores, seguro sabes que nuestra última producción musical con temas originales fue lanzada allá para el año 2015 para la celebración de Sukkot de tal año. Al momento en que escribo esto, ya han transcurrido casi 7 años.

¿Por qué tanto tiempo de pausa? ¿Qué nos motiva a retomar el ministerio ahora? ¿Por qué con esta canción? Si deseas conocer la respuesta a estas preguntas, te invito a seguir leyendo.

La razón de Nuestra Pausa

Para el año 2011, mi esposa Yaritza fue diagnosticada con Síndrome de Fatiga Crónica, luego de largos meses visitando médicos e indagando sobre la causa de su falta de energía física y mental. Debido a esto, tuvo que dejar su trabajo como terapéuta ocupacional y sus estudios de maestría en Consejería en Rehabilitación.

Fue un tiempo difícil, pero logramos hacer algunos ajustes en nuestra vida y seguir adelante, con la ayuda del Altísimo. De hecho, poco después lanzamos nuestra primera producción musical, HaQeriah.

Los años siguientes fueron de mucha experimentación y ajustes en todas las áreas. En medio de este proceso, reconocemos que la mano de Yahweh Adonay estuvo con nosotros.

Una vez mi esposa se comenzó a sentir un poco mejor, comenzamos a trabajar en nuevos temas musicales. Para la celebración de Sukkot del año 2015 lanzamos nuestra segunda producción musical, Yeshúa es Rey.

Sin embargo, aunque Yaritza estaba un poco más estable, aún no estaba del todo bien. Tenía episodios fuertes de debilidad física y mental, muchas veces en los momentos más inesperados. Esto nos impedía desarrollar el ministerio con la constancia que realmente deseábamos, y nos limitaba en el tipo de presentaciones que podíamos hacer.

Mi Mayor Error en Este Proceso

Estando tan inmerso en esta situación, llegó el momento en el cual simplemente acepté que mi esposa tenía una condición incurable, y que no había cosa alguna que yo pudiera hacer al respecto.

Por supuesto, seguía creyendo en la existencia del Dios de los milagros que todo el mundo predicaba. Pero por alguna razón me resigné a pensar que tendríamos que adaptarnos a vivir nuestra vida con esta condición que el hombre ha clasificado como incurable.

Un Cambio de Mentalidad

Para el año 2017, luego del impacto del Huracán María en Puerto Rico, mi esposa y yo decidimos mudarnos a los Estados Unidos de América.

Luego de un tiempo de adaptación, nos dimos cuenta que nos sentíamos algo aislados en nuestra fe y decidimos buscar una congregación mesiánica cerca de nosotros. Fue así que dimos con la congregación Temple Aron HaKodesh (TAK) en Lauderdale Lakes, Florida, donde estuvimos asistiendo por aproximadamente 6 meses.

Fue un tiempo relativamente corto, pero muy intenso. Creo que la razón por la cual Yahweh nos llevó a ese lugar fue para restaurarnos y prepararnos para su plan futuro con nuestras vidas.

Durante el tiempo que estuve allí, hice mucha amistad con el anciano Francisco (quien ahora es rabino asociado). Doy gracias al Eterno por su vida, pues a través de sus consejos el Todopoderoso sanó y restauró mi vida de una gran manera.

Me llevé muchos aprendizajes del tiempo en el cual estuvimos en TAK, pero entre todo guardo en mi corazón una experiencia de aprendizaje en particular. Recuerdo que en una ocasión conversaba con Francisco sobre la condición de mi esposa. Él me dijo que yo debería orar por su sanidad, y mi respuesta fue que era una condición que no tenía cura. Nunca olvidaré su respuesta:

Ángel, eso es lo que el hombre dice. Pero, ¿qué es lo que Dios dice?

Su respuesta me hizo reflexionar y retar mis pensamientos de tal manera que no había considerado hasta el momento. Me di cuenta que me había acostumbrado tanto a la enfermedad que ya ni siquiera estaba orando por un milagro.

Tanto tiempo predicando a un Dios de milagros… y sin embargo, ¿no era capaz de creer que Él es poderoso para hacer un milagro en mi esposa?

Ese mismo día me fui a la presencia de Yahweh en oración y le pedí perdón por no haber creído en su Palabra. Y desde ese mismo día comencé a orar por un milagro de sanidad para mi esposa, creyendo con todo mi corazón que Él es poderoso para hacerlo. Como dice su Palabra:

Y sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que es galardonador de los que le buscan.

Hebreos 11:6 (RVA-2015)

Cambiando la Maldición en Bendición

Para el mes de mayo de 2021, Yaritza y yo nos enfermamos con COVID. Fue un mes muy difícil, ya que la variante que experimentamos nos provocó síntomas bastante fuertes, casi al borde de una hospitalización.

No deseo entrar en los detalles de esta experiencia en este momento, pues mi esposa publicó un escrito con audio sobre su experiencia y aprendizaje durante este mes. Si aún no lo has hecho, te invito a leer su publicación Acercándonos al Creador de los Milagros (Parte I) para más detalles.

Lo que sí te diré es que aquello que por naturaleza es considerado una maldición, el Todopoderoso lo convirtió en una bendición para nosotros. Desde que nos recuperamos del COVID, mi esposa no ha experimentado más síntomas debilitantes.

¡HalleluYah! Ese es Yahweh nuestro sanador.

Una Nueva Etapa

¡Ahora sí, no hay excusa! Lo que nos detenía en seguir adelante el ministerio ya no existe; la enfermedad es cosa del pasado.

Una vez nos dimos cuenta del milagro, sentí en mi corazón que era momento de retomar el ministerio con un corazón agradecido por lo que Él había hecho en nuestras vidas. En mi corazón sabía que nuestro testimonio de sanidad iba a ser de bendición y aliento para otras personas que quizás estén atravesando una situación similar.

Luego de un tiempo orando para que Yahweh nos revelara cuál o cuáles serían los próximos pasos, recuerdo que una mañana, durante mi tiempo de oración, sentí en mi corazón confirmación de que debería comenzar con el tema Sed de Ti.

De primera instancia no entendía. Mi mente de músico me decía: «¿Realmente esto es lo que Yahweh desea? Creo que tenemos otros temas mejores, o incluso podemos componer nuevos temas musicales.»

No obstante, meditando en el asunto me di cuenta de que nuestras decisiones no dependen de la sabiduría humana o de lo que yo como músico de profesión crea que es mejor, sino de la obediencia al plan de Eterno para con nuestras vidas.

Si Yahweh dijo que comenzara con Sed de Ti, eso es lo que tenemos que hacer.

Una Nueva Versión de Sed de Ti

Finalmente, esta historia nos lleva a este momento: el lanzamiento de la nueva versión del tema Sed de Ti.

Lo describo como una nueva versión, pues en realidad la letra y música no es nueva. Este tema lo lanzamos originalmente como parte de nuestra primera producción musical HaQeriah. El arreglo original era muy sencillo: solo piano y voz. Esta versión es mucho más elaborada, con toda la instrumentación moderna (guitarras, teclados, bajo, batería y percusión menor).

Curiosamente, cuando comencé a trabajar esta nueva versión experimenté un bloqueo creativo y tenía mis dudas si realmente me iba a gustar esta nueva versión. Pero al final debo decir que he quedado asombrado con el resultado final, y siento que cada detalle del nuevo arreglo transmite con precisión el mensaje y los sentimientos que deseamos transmitir.

Por supuesto, este proyecto no hubiese sido posible sin tener ayuda. Doy gracias al Creador por permitirme contar con la ayuda de un amigo de años y excelente músico puertorriqueño: Luiggy Santiago, quien entendió muy bien la idea desde el principio y la desarrolló de manera magistral durante el proceso de producción musical. ¡Un fuerte abrazo Luiggy!

Por último, deseo mencionar que el tema Sed de Ti está inspirado en el Salmo 42:1 - 2:

Cómo ansía el venado las corrientes de las aguas, así te ansía a ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo.

Salmo 42:1 - 2 (RVA-2015)

Te invito a escuchar esta nueva versión, esperando que sea de gran bendición para tu vida:

Y si deseas apoyar directamente nuestro ministerio, puedes adquirir el MP3 de alta resolución (320kbps) directamente en nuestra tienda. Y si te gusta cantar, la pista también está disponible:

Sed de Ti - AvdeYah
Sed de Ti - Pista

Letra:
Tengo sed de tí, sed de tí
mi vida anhela en tu Torah vivir
Tengo sed de tí, sed de tí
quiero cada día tu Palabra recibir.

De tu agua viva yo quiero tomar
sólo así mi vida se saciará
Quiero en tu Palabra cada día meditar
sólo tu enseñanza me transformará

Tengo sed de tí, sed de tí
mi vida tiene sed de ti, Yahweh

Créditos:
Letra y música: Angel Candelaria
Producción musical: Luiggy Santiago
Arreglo musical: Angel Candelaria
Voz líder: Yaritza Corujo
Guitarras, bajo y coros: Angel Candelaria
Teclados y programación: Luiggy Santiago
Batería: Moisés Soto
Mezcla: Luiggy Santiago
Masterización: Carlos Silva

Translate »

Suscríbete al Boletín AvdeYah

Mantente al tanto de nuestra música, reflexiones, eventos especiales, contenido exclusivo para suscriptores y otras novedades. Al suscribirte, recibirás como regalo 2 de nuestras canciones en MP3:
A Ti Me Abrazaré y Shir LaMaalot.

Por favor indícanos tu nombre y tu mejor email para suscribirte:

Pin It on Pinterest